La palabra hotel proviene del idioma francés y significa «casa adosada», designamos una instalación, un edificio o un establecimiento equipado con todo lo necesario, que se dedica al alojamiento de personas, la mayoría de las veces de forma temporal.

Al invertir en un negocio turístico, es importante conocer las mejores ideas para la apertura exitosa de un hotel. Hay muchas cosas que deben planificarse, por lo que puede haber algunas desventajas; se necesita un equipo de alta calidad y experiencia.

¿Cómo clasificar hoteles?

Los hoteles se clasifican de acuerdo con los servicios, instalaciones y confort que ofrece a los usuarios, siendo el más frecuente el número de estrellas, cinco de las cuales representan un alto nivel de confort y conveniencia; mientras que una estrella ofrece un servicio muy básico.

Pero cabe mencionar que en otros países las clasificaciones se basan en letras o diamantes. Veremos algunos ejemplos de hoteles, entre los que tenemos hoteles de tipo rural, los cuales se ubican en lugares en contacto con la naturaleza, alejados de las ciudades.

También están los hoteles-monumento, llamados paradores, es decir, aquellos que cuentan con un edificio histórico, como un castillo, un palacio o una iglesia. Asimismo, existen hoteles spa, los cuales cuentan, como dice la palabra, spa, masajes, tratamientos termales, entre otros.

compra de equipo para una habitación de hotel

También encontramos hoteles con casino, hoteles de montaña y albergues juveniles. También los apart-hoteles, que cuentan con nevera y horno para poder consumir alimentos en la habitación; incluso hay moteles, que tienen una entrada independiente con estacionamiento en la habitación.

Lo que sí es común en todos los casos es conocer la importancia de la publicidad y el marketing digital en el sector turístico, en el que operan los hoteles. Además de conocer las diferencias entre Target Market y Target Public, lleva a cabo una buena estrategia de marketing.

¿De qué dependen estas clasificaciones nombradas?

Pues depende mucho de los servicios, el tipo de establecimiento y la comodidad que vas a brindar a los clientes, que se supone que debes tener en cuenta en tu plan de negocio. Por supuesto, esto también dependerá del presupuesto que tengas disponible para este proyecto.

Sin embargo, hay otro aspecto que se debe considerar, y es el reemplazo continuo por deterioro de muebles, camas, cortinas, colchones, alfombras, entre otros; Bueno, si desea mantener un alto estatus y calidad, todo debe funcionar siempre en las mejores condiciones.

Por tanto, es muy importante establecer un presupuesto o una reserva para lo que se denomina FF&E y OS&E, es decir un fondo destinado a aquellos gastos que tienen que ver con todos los componentes del hotel y los equipos que operan los clientes, mientras permanece.

¿Cómo estimar el presupuesto de FF&E y OS&E en la compra de equipos en hoteles?

A nivel hotelero, como el equipamiento utilizado es muy importante, entonces el presupuesto se ha separado en estos dos términos de FF&E y OS&E, por lo que cada uno tiene su propio fondo bien definido, dependiendo de los elementos que cubre; sin embargo, los dos deben trabajar juntos.

compra de equipamiento para una habitación de lujo

Cuando hablamos de FF&E, nos referimos a lo que tiene que ver con el mobiliario, los equipamientos, los accesorios de un hotel, a nivel de las habitaciones y las zonas comunes; teniendo en cuenta el tiempo, su utilidad y su deterioro, para poder ser sustituido por anticipación e inmediatez.

Pero como todo lo demás, el concepto ha ido evolucionando con el tiempo, ahora también incluye todo lo relacionado con la decoración, como alfombras, cortinas, luminarias, espejos, telas, tratamientos de paredes y ventanas, obras de arte, entre otros. .

En cambio, OS&E son las cosas que tranquilizan al cliente. Como toallas, vajilla, cubertería, sábanas, colchones, secadores de pelo, perfumes, cajas fuertes, televisores, mini bares e incluso diferentes tipos de hotspots WiFi, entre otros.

Finalmente, podemos concluir que ambos presupuestos son necesarios tanto a nivel hotelero, como en cualquier negocio, y uno se complementa con el otro; Solo se separaron por la conveniencia de asignar dinero para realizar compras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *