Champiñones son un producto delicioso y nutritivo, bajo en calorías y apto para acompañar platos principales o simplemente para asar o hervir. Por otro lado, champiñones puede permanecer en el frigorífico hasta una semana si Preservado correctamente y nos puede dar ideas para más de una comida. Pero esto solo es posible si los almacena correctamente. Los hongos mal almacenados pueden echarse a perder en unos pocos días. Queremos que comas de forma saludable y obtengas los máximos beneficios para la salud al comer setas, por eso, en ToutHow, te explicamos cómo mantener champiñones frescos.

Pasos a seguir:

1

Primero a mantener los champiñones frescos tenemos que quitar el plástico en el que se venden habitualmente en el supermercado. Si compró una tarrina de hongos envuelta en plástico, retire el empaque. El plástico hace que los hongos se pudran más rápidamente.

2

Si no vas a consumir el champiñones el día que los compraste, en guardar en buen estado no los lave antes de guardarlos en el frigorífico. Lo que puede hacer es quitar la suciedad con una toalla de papel o un cepillo, pero no la sumerja en agua.

Cómo mantener los champiñones frescos - Paso 2

3

El siguiente paso es tomar una bolsa de papel y poner los hongos en ella. Lo que también podemos hacer por mantener los champiñones frescos Consiste en poner unas ramitas de perejil en la bolsa de papel. El perejil actúa como antioxidante y previene las manchas oscuras en la champiñones. Recuerde no utilizar nunca plástico. Coloca los champiñones en la parte más fría del frigorífico.

4

Cuando quieras consumir el champiñones es necesario sacarlos del frigorífico y lavarlos para eliminar cualquier resto de suciedad. Antes de cocinarlos, recuerda escurrirlos bien para que no pierdan demasiada agua durante la cocción.

Si lo prefiere, también puede conservar las setas, de esa forma, durarán mucho más.

Cómo mantener los champiñones frescos - Paso 4

5

Si tiene muchos hongos y cree que no puede terminarlos en una semana, también puede Congelar ellos. Antes de congelar los champiñones, debe cocinarlos o hervirlos en agua durante aproximadamente un minuto. Después de eso, retire el champiñón de agua y escurrir con cuidado. Coloca los champiñones en bandejas para hornear y déjalos en el congelador durante unos 40 minutos. Cuando los champiñones estén finalmente congelados, sácalos del congelador, mételos en bolsas y vuelve a meterlos en el congelador. Si no cocina los champiñones antes de ponerlos en el congelador, pueden licuarse durante la descongelación.

Si desea leer artículos similares a Cómo mantener los champiñones frescos, le recomendamos que visite nuestra categoría Alimentos y Bebidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *